Internacionales

Palestina. La impunidad del colonialismo y el expansionismo sionista

8 de julio

En los últimos días, la magnitud y frecuencia de las agresiones por parte de colonos israelíes contra civiles palestinos se incrementó rotundamente; demostrando así, el odio, el racismo, el desprecio de los judíos sionistas, los que están respaldados por las fuerzas israelíes, los que no solo cometen actos de vandalismo arrojando piedras hacia las casas de los habitantes, ingresando a sus domicilios a altas horas de la noche; sino también actos de terrorismo como el incendio de autos, y disparos que realizan los soldados contra los aldeanos, hiriéndolos con balas de goma y a otros con metralla asesinándolos.

Uno de los últimos atentados terroristas —23 de junio 2023— fue contra el pueblo de Turmusaya al noreste de Ramalá, en Cisjordania ocupada, en el que unos 400 colonos israelíes bajaron desde el asentamiento judío de Shiló armados con pistolas, piedras, gasolina y explosivos, destruyendo todo a su paso, asaltando la zona, quemando más de 30 casas, 60 coches y asesinando a un joven de 27 años, Omar Qattin, padre de dos hijos; además de herir a más de 100 personas, incluidos niños y adolescentes de acuerdo la agencia palestina de noticias WAFA.

Sin lugar a dudas, este fue tan solo uno de los múltiples ataques de colonos contra varios pueblos palestinos, el que ha generado una fuerte reacción internacional, incluyendo de la Casa Blanca, en parte por la ineficaz intervención de las fuerzas de seguridad israelíes, sin duda una vez más mostrando su hipocresía constante; pues de acuerdo a testimonios de los palestinos son los militares israelíes los que respaldan el terrorismo de los colonos. Otra aldea atacada fue Jalud al norte de la ocupada Cisjordania, donde los habitantes palestinos enfrentaron a más de 30 colonos armados, al igual que en la localidad de Ramalá, donde dos palestinos acabaron en el hospital debido a contusiones y heridas que recibieron de decenas de colonos. En otro ataque similar de colonos en el este de Al-Quds (Jerusalén), cinco palestinos resultaron heridos en el barrio de Silwan, además de realizar actos de vandalismo contra coches de palestinos en dos zonas cerca de Beit-Lahm (Belén), quemando más de 100 autos.

Además de ello, debemos recordar que esta escalada de violencia en Cisjordania por parte de colonos terroristas fascistas, y fuerzas israelíes contra la población palestina, aumentó después de que una redada brutal del ejército israelí en la ciudad de Yenín, el campo de refugiados, dejara — 19 de junio de 2023— tres palestinos, incluido un menor de 15 años, muertos y otros 28 lesionados.

Se debe aclarar que el ejército del régimen israelí, ha desplegado un sinfín de operativos, utilizando para ello, tanques y helicópteros, recordándonos que Cisjordania ocupada vive su mayor pico de violencia desde la Segunda Intifada (2000-05), con más de 142 palestinos muertos este año, entre ellos 23 menores, y de acuerdo a Naciones Unidas la media de ataques de colonos en Cisjordania, este año ha vuelto a subir a una media de tres ataques al día, lo que constituye la tasa de ataques diarios más alta desde 2006 en los territorios ocupados.

Incluso según las posiciones declaradas públicamente por los principales patrocinadores del régimen sionista, EE.UU., la UE y el Reino Unido, los asentamientos israelíes en Cisjordania se consideran un impedimento para la paz y son ilegales, por violar la convención de Ginebra al construir en terrenos ocupados, empero hasta ahora nadie hace nada por detener la impunidad y sancionar al régimen israelí, que lleva más de siete décadas desplazando y desalojando por la fuerza a la población palestina; esas acciones, sumadas a la construcción de asentamientos ilegales, constituyen un crimen al que de acuerdo a los expertos se llama “domicidio”.

Sin embargo, ante los ojos del mundo el régimen de Israel sigue derribando viviendas, matando palestinos y ampliando colonias, profundizando la ocupación y la colonización ilegal; pues los colonos cuentan con la más absoluta impunidad y protección para llevar públicamente todo ese terrorismo de expansión colonial; ya que el 26 de junio de 2023, el gobierno israelí anunció la construcción de más de 5.700 nuevas viviendas de colonos judíos en Cisjordania, y recientemente aprobó la construcción de más de 6.700 nuevas viviendas en asentamientos, pese a las advertencias de EEUU y la Comunidad Europea que sólo se han dedicado a “condenar”, sabiendo que estas condenas hasta ahora no ponen fin a toda esta limpieza étnica de apartheid que continúa llevando adelante el régimen israelí desde hace 75 años; una cifra récord, según la ONG israelí Peace Now dado que en menos de seis meses de 2023 se han adelantado planes para más de 13.000 viviendas en Cisjordania frente a las más de 4.000 de 2022, sumando a todo ello que el régimen sionista controla ya más del 85 por ciento de los territorios palestinos, confirmando con ello su objetivo de eliminar la presencia palestina.

Recientemente —27 de junio de 2023— el ministro ultraderechista israelí de Seguridad Nacional Itamar Ben-Gvir, llama a colonizar toda Palestina, tildando de «niños dulces» a los colonos que atacaron aldeas palestinas.

“Necesitamos tener en forma total, completa y amplios asentamientos acá. No solo acá sino en todas partes alrededor. Necesitamos colonizar la tierra de Israel. Adicional a la colonización, necesitamos una operación militar, derribar edificios, matar terroristas, no uno o dos, sino docenas y centenares y si es necesario miles. La tierra de Israel es para el pueblo de Israel…”.

Ante todo este genocidio, limpieza étnica, crímenes de guerra la colonización de territorios ocupados militarmente llevada por el régimen Israelí hacia el pueblo de Palestina, hace que sea necesario continuar con las denuncias; así como el procesamiento de la entidad sionista ante la CPI., ya que también la implacable expansión de asentamientos Israelíes en la Cisjordania ocupada, incluida Jerusalén Oriental, alimenta cada vez más la violencia e impide el acceso de los palestinos a sus tierras y recursos.

La resistencia Palestina iniciada desde hace más de siete décadas ante el nacionalismo israelí, hoy está más firme que nunca, esta lucha la vemos todos los días en las diferentes operaciones de la Yihad Islámica, quienes en respuesta a los bombardeos frecuentes de los cazas israelíes, la colonización, el cercenamiento territorial, el asesinato y la usurpación de sus viviendas lazan cientos de cohetes para defenderse del régimen inhumano; pues mientras la entidad sionista siga cometiendo actos criminales siempre habrá un palestino que esté naciendo, él que volverá a tirar piedras y defender a su tierra amada.

Por Sdenka Saavedra Alfaro, escritora, periodista, profesora e investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED).

Fuente: HispanTV

COMPARTIR

Contacto

©Todos los derechos reservados. 2022 - 2023

Desarrollado por