Internacionales

Guatemala. Brenda Mejía López, diputada electa por el Movimiento Semilla: “Un pequeño grupo está atentando contra todo el sistema democrático”

25 de julio

Brenda Mejía López es diputada electa por el Movimiento Semilla y militante por los derechos de las niñas, mujeres y de la comunidad diversa y egresada de la Tricentenaria Universidad de San Carlos.

En el marco del proceso electoral guatemalteco, conversó con NODAL sobre las irregularidades y los desafíos para el movimiento de cara a la segunda vuelta que se realizará el 20 de agosto.

Lo que podemos ver es el reflejo de la desesperación de quienes tienen cooptadas las instituciones del Estado y que sienten los pasos del Movimiento Semilla, un movimiento anticorrupción, antiimpunidad. Es por eso que están haciendo sus últimas acciones para coaccionar, limitar y anular la democracia. Estamos viendo cómo un pequeño grupo está atentando en contra de todo el sistema democrático guatemalteco sin importarles qué tipo de acciones. No tienen vergüenza, no tienen ética, menos son profesionales, y se están oponiendo a la decisión de las mayorías que votaron en este proceso electoral.

¿Cuáles son las acciones que llevaron adelante desde el Movimiento Semilla y cuál es la reacción de la sociedad guatemalteca ante estos hechos?

Estamos trabajando paralelamente en dos campos de acción: primero, en el campo electoral, donde no podemos parar, tenemos que avanzar en cuanto a la propaganda para dar a conocer a nuestro binomio y el plan de gobierno que estamos ofreciendo, así como la agenda legislativa. Y segundo, tenemos que cubrir todas las acciones legales y responder ante los diferentes órganos, en donde los corruptos están accionando. Hemos tenido una buena respuesta por lo menos del Tribunal Supremo Electoral y de la Corte Constitucional al otorgarnos un primer amparo que permitió avanzar en el proceso hacia la segunda vuelta.

¿Cuáles son los principales desafíos de cara al 20 de agosto?

En primer lugar, el tiempo que hay que dedicarle a solucionar este proceso legal desgasta, quita tiempo y presupuesto. Un presupuesto que, como partido político nuevo, no tenemos.

Otro desafío es continuar con la campaña para la segunda vuelta, donde tenemos que cubrir, por ejemplo, más de 24.500 mesas de votación con fiscales. Por eso estamos llamando a la población para que se una a defender el voto democrático.

Y también tenemos el desafío, y este es el más cercano, de lograr la impresión de las papeletas, porque el proceso legal con una que otra artimaña, nos da sorpresas. Pero al mismo tiempo, es una oportunidad para demostrar que el Movimiento Semilla no le debe nada a nadie y que está saliendo adelante de forma transparente y legal con los recursos que construimos.

¿Cómo leen el alto porcentaje del voto nulo?

Lo podemos entender como la máxima expresión del hartazgo ante la política. Si preguntamos a la gente qué significa la política para ellos nos responden adjetivos y conceptos totalmente negativos, porque hemos visto gobiernos llenos de corrupción, de impunidad que nos trajeron a la crisis económica social, educativa y cultural que hoy tenemos que enfrentar.

¿Qué diferencia al Movimiento Semilla del partido Unión por la Esperanza, que lleva como candidata presidencial a Sandra Torres? ¿Que tienen para ofrecerle a ese electorado que no acudió a las urnas y al que acudió para expresar su opinión en contra de la elección concretamente?

Estamos buscando rescatar al país del hoyo en que lo han sumergido y la gente no confía, por supuesto, en nuevos políticos. Por eso tratamos de presentarnos como una propuesta totalmente diferente. Somos un equipo que ha venido trabajando desde hace más de un año por un plan de gobierno, con un presupuesto bien diseñado en donde está claramente cuánto va a ser la inversión, qué metas podemos esperar de este gobierno para poder ver los cambios específicos al finalizar en el 2028. Lo que ofrecemos a la ciudadanía es un gobierno en donde reconciliamos la ética con la política.

Y también practicamos todos los días una política transparente, eficaz, capaz y honesta. Esa es la diferencia con el otro partido. La candidata de Unión por la Esperanza ya cogobernó al ser primera dama hace algunos años y las propuestas que tiene son superficiales. Semilla trae propuestas más profundas que vienen a tocar la estructura económica, social y de desarrollo para transformar todo aquello que nos permita crear las mejores condiciones para generar un país donde se pueda vivir, y no un país en donde la gente tenga que migrar.

¿Cuál es el marco de alianzas que están construyendo para llegar a la cantidad de votos que les garantice la victoria electoral?

Para alcanzar la meta este 20 de agosto la población se está volcando y mostrando el apoyo hacia Semilla. En cuanto a alianzas estamos trabajando en atender las diferentes solicitudes de reunión, de discusión, de análisis para poder escuchar los diferentes ofrecimientos y de dónde vienen. Un movimiento como Semilla no puede fiarse de quienes se acercan de forma inmediata, sobre todo cuando tenemos algunos antecedentes de dónde vienen para poder aceptar un trabajo conjunto. Tenemos que tener muchísimo cuidado en que no se dañe lo que hemos construido con muchísimo esfuerzo estos años, así como también ver que las personas, los colectivos o los grupos que se quieren aliar al trabajo de Semilla se adapten a la dinámica partidaria democrática interna que tenemos, así como a los principios que nos rigen en donde priorizamos a la persona, a la naturaleza, al desarrollo. Se está trabajando de forma estratégica y muy analítica. Con paso lento, eso sí, porque no tenemos prisa, al mismo tiempo que sí nos urge, pero el partido está sabiendo manejar estos contactos para poder crecer y fortalecerse.

¿A qué se refieren con el pedido de “libertad de las presas políticas” en tu remera?

La consigna de mi remera es válida desde el momento en que el pacto de corruptos y las instituciones del Estado, que hoy están cooptadas por gente que está en contra de la justicia y de la igualdad, está criminalizando a muchos activistas, sobre todo a las mujeres. Esta consigna específicamente se refiere a las fiscales del Ministerio Público que fueron apresadas en el 2022. Todavía tenemos una de ellas, injustamente encarcelada, que es Virginia Laparra, exinvestigadora de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Fue encarcelada por el mismo Ministerio Público dirigido por Consuelo Porras, una persona que está al total servicio de la corrupción y del pacto de criminales en el país.

Los exfiscales fueron criminalizados por el simple hecho de haber sacado a la luz casos en contra de peces gordos. Cuando la FECI era una institución en la cual se podía confiar, estas personas dieron todo por una Guatemala justa y que impulsara la transparencia y la ética en cuanto a la justicia.

Estamos sufriendo la criminalización de todas las personas que se oponen a este régimen autoritario, déspota, corrupto, y que está identificando a quienes protestamos en las calles y expresamos una forma distinta de pensar. Hay mucha gente encarcelada injustamente y las mujeres siempre manifestamos también nuestra solidaridad y sororidad con las presas políticas que todavía hoy tenemos en Guatemala.

Fuente: NODAL.

COMPARTIR

Contacto

©Todos los derechos reservados. 2022 - 2023

Desarrollado por