Política

Cuba. Claves sobre la Política integral de niñez y juventudes

10 de abril

Como expresión de la prioridad que Cuba concede a sus niños, adolescentes y jóvenes, pronto habrá en el país una Política destinada a este sector poblacional que busca propiciar su desarrollo integral. Nuestro diario ofrece nuevos detalles sobre esa propuesta, en la cual se trabaja desde una visión participativa, inclusiva y articulada

¿Por qué esta política integral?
La Política integral de niñez y juventudes responde a la importancia que el Estado brinda a las nuevas generaciones en Cuba, su adecuación al contexto demográfico y socioeconómico actual y a la necesidad de transformar la legislación vigente en correspondencia con la Constitución de la República aprobada en 2019.

Precisamente la Carta magna en sus artículos 86 y 87 reconoce a las niñas, niños, adolescentes y jóvenes como plenos sujetos de derechos y activos participantes en la sociedad, a la vez que señala el deber del Estado, la sociedad y las familias de brindar protección contra todo tipo de violencia y garantizar su desarrollo armónico e integral.

¿Cuál es su propósito?
Se orienta a articular todos los factores que intervienen en las diversas condiciones que viven las niñas, niños, adolescentes y jóvenes cubanos, transversalizar sus derechos y concebir a las generaciones jóvenes como actores estratégicos del desarrollo.

Para ello, se identifican las acciones que se requieren con vistas a su implementación, se reconocen las fortalezas de las que se parte y se destacan aquellas áreas que requieren mayor apoyo y trabajo conjunto de todos los sectores que contribuyen al mejoramiento de su calidad de vida.

¿Cómo se elaboró?
Para su elaboración se constituyó un grupo temporal de trabajo, con la participación activa de instituciones y organizaciones de la Administración Central del Estado, centros de investigación y organizaciones de la sociedad civil, en particular las organizaciones estudiantiles y juveniles, los cuales elaboraron un diagnóstico de la situación actual y la propuesta de acciones para su tratamiento.

Con el propósito de fortalecer la visión participativa e inclusiva en su elaboración, la Política fue sometida a consulta pública. En ella participaron alrededor de 20 000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes, a través de cuestionarios y foros en las redes sociales de las revistas Pionero y Alma Máter y el periódico Juventud Rebelde. También se tomaron en cuenta criterios recogidos por la dirección del país en encuentros con jóvenes y opiniones derivadas de distintas instancias de discusión.

La propuesta toma como antecedentes las acciones que se han desplegado desde el triunfo de la Revolución para la atención a la niñez y las juventudes como una prioridad del proyecto social, y se articula con otras políticas y programas actuales como el Plan nacional de desarrollo económico y social, la Política para la atención a la dinámica demográfica, el Programa para el adelanto de la mujer, el Programa de lucha contra el racismo y la discriminación racial, así como el Programa de atención a la ruralidad. Además, tiene presente la Estrategia para fortalecer el papel integral de la UJC en el presente y el futuro del país y los acuerdos emanados del 10mo. Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria.

¿Qué grupos abarca la política?
La niñez y la juventud son una condición social, un proceso de desarrollo continuo con dimensiones históricas, físicas, sicológicas, sociales y espirituales, que varían según los contextos histórico-sociales, por lo que no existe un criterio único para definir las etapas según una edad específica, sino en edades aproximadas.

La Política definirá como niñez las personas comprendidas desde su nacimiento hasta cumplir los 18 años y como juventud, a partir de los 18 hasta los 30 años.

Primera infancia: Comprende la franja poblacional que va de cero hasta seis años.

Infancia: Llamada también segunda infancia, comprende a los niños y niñas a partir de seis y hasta 12 años.

Adolescencia: Abarca el grupo comprendido a partir de 12 y hasta 18 años.

Juventud: Comprende a las personas a partir de 18 y hasta 30 años.

¿Qué acciones novedosas incluye el plan de acción?
1. Ampliar la cobertura de atención educativa en la modalidad institucional de los niños y niñas de uno a cinco años, para satisfacer la demanda de madres jóvenes trabajadoras o estudiantes.

2. Ampliar las prestaciones sociales de diversa índole a familias con niños, niñas y adolescentes, en arreglo a sus niveles de vulnerabilidad. Atender en el ámbito local las necesidades específicas de las mujeres jóvenes en edad reproductiva.

3. Fortalecer las estrategias de prevención de la violencia contra niñas, niños y adolescentes, en particular el maltrato y el abuso sexual infantil y la discriminación racial.

4. Asegurar la disponibilidad de anticonceptivos para el control del riesgo reproductivo y preconcepcional y evitar las infecciones de transmisión sexual en adolescentes y jóvenes.

5. Desarrollar el proceso de certificación de saberes a jóvenes que se encuentran desvinculados de los estudios y el trabajo, con habilidades en determinados oficios, y garantizar las posibilidades de vínculo laboral.

6. Incrementar de forma paulatina el ingreso a preuniversitario, en correspondencia con la demanda de cada territorio, así como el ingreso a los IPVCE, EIDE y Escuelas de Arte (para la formación de instructores), con la recuperación de capacidades en internados que permitan el acceso de todos los municipios, a partir de la identificación de sus talentos deportivos, artísticos y de conocimientos.

7. Reducir a tres años la formación de nivel superior en Cursos por Encuentro, para los jóvenes que ingresan en las especialidades afines de las que son graduados del nivel medio superior.

8. Incorporar en el plan de ingreso de los cursos dirigidos y por encuentro de la Educación Superior, a jóvenes que logren el nivel medio superior en la Educación para Jóvenes y Adultos, así como para los mejores graduados de técnico medio en las especialidades afines.

9. Elaborar un plan de plazas de ingreso a la Educación Superior diferenciado para los estudiantes de las zonas rurales, en correspondencia con los intereses y necesidades del territorio, así como programas de becas y otros mecanismos de atención diferenciada (pasantías, diplomados y maestrías) que incluya a jóvenes en barrios en situación de vulnerabilidad.

10. Ampliar los planes de ingreso directo a las carreras universitarias de los estudiantes ganadores de concursos y olimpiadas.

11. Aumentar las opciones de formación posgraduada en edades jóvenes con el seguimiento a la preubicación y ubicación laboral de los graduados con Título de Oro, Mérito Científico y Graduado Integral y a su formación doctoral en el país o en el exterior.

12. Otorgar la categoría científica de aspirante a Investigador a los estudiantes galardonados con el Premio al Mérito Científico y con una trayectoria científica destacada.

13. Establecer alternativas más flexibles para el servicio social de los graduados de cursos diurnos en el nivel superior y técnico-profesional.

14. Establecer mecanismos de retribución por el trabajo y de compensación que favorezcan la incorporación y permanencia de jóvenes profesionales, con mecanismos económicos de compensación como compras con descuentos y a crédito, acceso a créditos blandos y otros servicios de prestaciones públicas preferenciales, prioridad en el otorgamiento de viviendas, apoyo formal para el cuidado de personas que dependan de estos profesionales, facilidades para el acceso a servicios de ocio y esparcimiento y facilidades en el empleo, como flexibilidades en jornadas y horarios que permitan el pluriempleo y generen mayores ingresos salariales por este concepto.

15. Aprobar la exportación de servicios mediante la modalidad de teletrabajo desde Cuba con empresas que radican en el exterior.

16. Atraer a expertos y científicos foráneos, así como talentos cubanos residentes en el extranjero, para introducir resultados, realizar investigaciones conjuntas y promover la formación y capacitación de estudiantes y jóvenes en el país.

17. Flexibilizar los trámites para atraer a los jóvenes cubanos residentes en el exterior a invertir en Cuba, e identificar proyectos de cooperación e intercambios, particularmente económicos, donde puedan participar, de ser posible, asociados a su localidad de origen.

18. Incrementar el acceso de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes a las ofertas culturales y recreativas, con espacios diferenciados y precios preferenciales.

19. Brindar opciones para facilitar la transportación de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, incluido el cobro del medio pasaje autorizado para los estudiantes en todas las modalidades de transporte.

20. Avanzar en la conectividad de banda ancha en los Joven Club de Computación y Electrónica y en los centros educacionales, y proveer el acceso por wifi en todas las instalaciones posibles.

21. Diversificar la oferta de viviendas con opciones de espacio mínimo y máximas facilidades colectivas y tener una oferta diferenciada para jóvenes, con asignaciones y el establecimiento de facilidades tales como subsidios al precio de la vivienda y a los materiales para construir, créditos, préstamos y beneficios fiscales.

22. Elaborar y aprobar una nueva Ley de niñez y juventudes que actualice el Código de la Niñez y la Juventud vigente, acorde a las condiciones actuales y en correspondencia con lo que pauta la actual Política.

Objetivos
General
Propiciar el desarrollo integral de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, el respeto pleno a sus derechos, su protección e inclusión social con equidad y su contribución al desarrollo social y unidad nacional, a partir de articular las políticas, legislaciones y normativas nacionales y los compromisos internacionales en materia de niñez y juventudes.
Específicos

Fomentar mecanismos de representación y participación de la niñez y las juventudes en las políticas territoriales y de país, así como la vinculación entre los organismos y organizaciones para atender de manera oportuna y equitativa su formación y desarrollo ético y profesional, teniendo como escenario principal el territorio.
Elevar la calidad en la identificación, análisis, atención y seguimiento a niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de vulnerabilidad, sus familias y los entornos comunitarios donde se desarrollan, y potenciar que adquieran conocimientos, habilidades y competencias para ejercer sus derechos y obligaciones en el entorno.
Perfeccionar la atención integral de salud de niños, niñas, adolescentes y jóvenes a lo largo del ciclo de vida.
Perfeccionar la formación vocacional, orientación profesional y capacitación de niños, niñas, adolescentes y jóvenes para su desempeño en el sector de ciencia, tecnología e innovación.
Incrementar la inserción y la estabilidad de los jóvenes en empleos de calidad, con oportunidades para elevar su bienestar material y espiritual, en correspondencia con el desarrollo económico y social del país y estimular que concreten su proyecto de vida en el territorio nacional.
Incentivar en niños, niñas, adolescentes y jóvenes el estudio de la historia y la socialización en valores, en particular en los valores patrióticos y la identidad nacional.
Potenciar el incremento de la calidad de vida de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, la satisfacción de sus necesidades de bienes y servicios y el acceso equitativo a alternativas culturales, deportivas y de entretenimiento sano, con una cultura medioambiental y un fundamento humanista, patriótico y socialista, que permita una formación integral.
Fortalecer la oferta de conectividad y equipamiento, la calidad y variedad de los servicios y contenidos digitales cubanos destinados a niños, niñas, adolescentes y jóvenes, así como sus competencias, conocimientos y habilidades para su uso crítico, como herramientas para la inclusión social y la participación ciudadana, en especial en los grupos en condiciones de vulnerabilidad.
Perfeccionar el componente comunicacional destinado a niños, niñas, adolescentes y jóvenes y su uso responsable para garantizar su protección, educación, información, participación, reconocimiento de sus derechos y cultura del diálogo, en aras de enfrentar la colonización cultural.
Facilitar el acceso de los jóvenes a una vivienda adecuada.
Disminuir los índices de violencia, indisciplinas sociales y delitos, y alcanzar la reinserción social de un número mayor de adolescentes y jóvenes.
Estimular un vínculo positivo con Cuba de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes residentes en el exterior, que favorezca el desarrollo personal y colectivo en correspondencia con las prioridades de desarrollo nacional.
Actualizar los instrumentos jurídicos en materia de niñez y juventudes, en particular la Ley No. 16 Código de la Niñez y la Juventud.
Integrar y completar la información estadística sobre niñez y juventudes en un subsistema del Sistema Estadístico Nacional.

Fuente: Juventud Rebelde

COMPARTIR

Contacto

©Todos los derechos reservados. 2022 - 2023

Desarrollado por