Política

Argentina. Vidal entendió el mensaje y anunció que no será candidata presidencial y tampoco a Jefa de Gobierno

5 de mayo

Si había un plan para lanzarse a la jefatura de Gobierno, a María Eugenia Vidal le está saliendo tan bien como cuando propuso que todos bajaran sus candidaturas. En rápida sucesión, Patricia Bullrich sostuvo que ella no avalará un desembarco de la exgobernadora bonaerense y que su candidato es Jorge Macri. Lo mismo piensa Mauricio Macri, que tuvo una conversación con Vidal donde ella le anunció que no competirá por la presidencia.

Poco después de esa charla con el expresidente, el titular del PRO, Federico Angelini, salió a anunciar que Vidal no será candidata y que tampoco competirá en la interna porteña. Para que quede claro: no le dejaron ni anunciar su propia decisión. Horacio Rodríguez Larreta fue, quizás, el más considerado, pero no dejó de decir que ella no es su candidata. En la sede del Gobierno porteño, en Parque Patricios, todo el gabinete ya sabe que el candidato de Larreta es Fernán Quirós. El Plan V porteño cada vez tiene menos adherentes. Ante este contexto la exgobernadora publicó un tuit donde anunció su renunciamiento: «Esta vez no voy a ser candidata a Presidenta», dijo y, durante una entrevista televisiva, afirmó que tampoco será precandidata a Jefa de Gobierno porteño.

Confidencias expuestas
Vidal decidió tener un gesto con el expresidente Macri, de quien se mostró cerca en los últimos tiempos. Tuvo una conversación con él donde le ratificó que se bajaba de la contienda presidencial. Según una versión que circuló, también le comentó la posibilidad de ir por la jefatura de Gobierno y Macri le retrucó: «No, gracias. Ya tengo candidato». En el entorno de Vidal confirman que le anunció que se bajaba, pero desmienten que haya habido una charla sobre las candidaturas porteñas. De hecho, dijeron que ella no definirá ese tema —el de presentarse o no en la Ciudad— ni esta semana ni la que viene.

No le dieron tiempo, no obstante, ni a que anunciara ella misma que no iba a ser candidata. El titular del PRO, Federico Angelini (muy cercano a Macri y a Bullrich), fue el que salió a anunciar que Vidal no competía. Y, de paso, la descartó para la interna porteña. Todo un mensaje.

«Ella toma esta decisión —porque es una decisión personal— de no ser parte de la competencia, pero seguramente va a ser parte del proceso», aseguró Angelini en una entrevista radial. «Sabíamos que iba a haber un anuncio de parte de ella. Así que bueno, hay menos candidatos», remarcó Angelini. Quedan en pie: por el PRO, Larreta y Bullrich. Por la UCR, Gerardo Morales y Facundo Manes. Por el sector peronista, Miguel Angel Pichetto. Y falta definir si se suma José Luis Espert.

Angelini también se ocupó de cerrarle la puerta a Vidal a una candidatura porteña, algo que ella recién comenzaba a considerar: «María Eugenia es una gran dirigente, tiene un enorme futuro donde crea que pueda aportar su granito de arena. Hoy nuestro candidato es Jorge Macri. Hasta ella lo ha dicho».

Como trompada de Bullrich
La precandidata presidencial fue mucho menos sutil a la hora de cerrarle la puerta a Vidal: si Angelini lo hizo con cordialidad, Bullrich no esperó ni a que sacara los dedos del marco. «Yo no cambio todos los días. Yo decidí por Jorge Macri y lo voy a apoyar», lanzó Bullrich, en una obvia alusión a lo «cambiante» de las candidaturas de Vidal: primero vicejefa porteña, luego gobernadora bonaernese, luego nuevamente diputada porteña, luego posible candidata a presidenta y ahora la especulación para jefa de Gobierno.

De paso, Bullrich recordó que hasta hace pocos días Vidal no quería ser candidata. Pero dijo que, de serlo, no será —como podía querer ella— una candidata de consenso, sino que tendrá que competir como una más: «Si quiere ser candidata en la Ciudad, cosa que a mí me negó permanentemente, será una candidata más», le lanzó. «No me parece bien que no se respete la democracia interna. Si Fernán Quirós es candidato que se presente en las PASO. Si Jorge es candidato que se presente», remarcó Bullrich.

En el entorno de la dirigente, ven la posibilidad de un desembarco de Vidal como una maniobra de Larreta. De allí, el rechazo a todo lo que venga de ese lado. Se fijaron atentamente en una frase que dijo al pasar Fernán Quirós: «El mejor candidato puede que no seamos ni Jorge ni yo».

Sin Plan V
No obstante, en el larretismo no parecen entusiasmados con el Plan V. Si esa era la idea de Larreta en 2021 cuando la convenció a Vidal de que fuera candidata porteña, hoy el jefe de Gobierno parece estar decidido a jugar con Quirós en la interna. Así se lo comunicó, de hecho, a la mayoría de su gabinete. Larreta parece jugar al Plan Q. ¿Una charla con Vidal lo podría hacer cambiar de opinión? Hoy no parece probable.

Cuando le preguntaron por el tema, Larreta fue más afectuoso que Bullrich, pero dejó en claro que no la considera a Vidal: “Hoy el PRO tiene dos candidatos en la Ciudad y María Eugenia es candidata a Presidenta”, afirmó. «Es una decisión de ella. Yo la valoro muchísimo, la respeto muchísimo y es una de las mejores dirigentes políticas que tiene la Argentina. Y además tengo una relación y afecto personal de décadas, pero son decisiones de ella”, aseguró Larreta como para dejar en claro que él forma parte de esa definición, ni está detrás de una eventual candidatura.

Lo cierto es que Larreta hace tiempo vio como Vidal se distanciaba de él y comenzaba a apoyar posiciones del ala dura del PRO. Hoy una negociación para que fuera «su» candidata no está claro en qué términos se podría dar.

Y Vidal definió
Macri filtró que se bajaba. Bullrich le cerró la puerta a la Ciudad. Larreta se hizo el desentendido. Todos se apuraron a anunciarla y bajarla por ella. Ni siquiera es como Soledad Acuña, que se lanzó a la jefatura de Gobierno, y en los últimos días se bajó como parte de un acuerdo con Larreta para ocupar la vicejefatura de Gobierno.

Ante semejante contexto, Vidal recurrió a Twitter para anunciar su renunciamiento. A diferencia de Macri, no hizo un video. «‘No se peleen’, ‘Estén unidos’, me dijeron en cada recorrida. Por eso, porque los escuché y porque los entiendo, decidí que esta vez no voy a ser candidata a Presidenta», dice el tuit que publicó.

En lo que pareció una respuesta a los dichos de Angelini, Bullrich e incluso Larreta, la exgobernadora señaló: «Voy a seguir trabajando en defender nuestra unidad, fortaleciendo nuestras propuestas y llevando a cada rincón del país la esperanza de que una mejor Argentina es posible. Sin peleas, sin chicanas, sin bajezas».

Atrás quedaron su recorridas por diferentes provincias y, sobre todo, las oficinas con la leyenda «Vidal 2023» (con la participación de Macri) donde dijo que le gustaría ser presidenta.

Luego, durante una entrevista con TN, afirmó que con su decisión busca «la unidad del PRO». Es más, se puso a «disposición» de los precandidatos presidenciales. Poco después advirtió que tampoco competirá por la sucesión de Larreta en el gobierno porteño: «Hay dos candidatos del PRO y tres de otras fuerzas, no voy a ser la sexta», dijo en referencia a Jorge Macri y Fernán Quirós por el PRO; al radical Martín Lousteau; Ricardo López Murphy por Republicanos Unidos, y Graciela Ocaña, de Confianza Pública. Se negó a confesar cuál es su candidato preferido, dijo que la ciudad debería seguir siendo «conducida» por el PRO pero advirtió que si los porteños deciden que el candidato de JxC sea Lousteau ella lo apoyará.

Fuente: Página12.

COMPARTIR

Contacto

©Todos los derechos reservados. 2022 - 2023

Desarrollado por