Política

Argentina. Peligra el tratamiento de la ley que evita el apagón cultural

13 de octubre

El 15 de junio, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley presentado por el diputado Pablo Carro, que prorroga a 50 años las asignaciones que garantizan fondos de fomento para las actividades culturales.

Recordemos que, en diciembre de 2017, el Congreso Nacional impulsó y votó la modificación de los impuestos destinados a sostener las industrias culturales de nuestro país, fijando como fecha de caducidad el 31 de diciembre próximo. En consecuencia, para ese entonces, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), el Instituto Nacional del Teatro (INT), el Instituto Nacional de la Música (INAMU), las bibliotecas populares del programa CONABIP y los medios de comunicación comunitarios dejarían de recibir de manera directa esos fondos tributarios.

El sector cultural está organizado y en la calle desde hace meses, así se logró la media sanción en Diputados. Ahora están a la espera de la aprobación en el Senado, pero el tratamiento viene siendo postergado.

Unidxs por la Cultura se convocó este martes en asamblea urgente. Se trata de un frente integrado por trabajadorxs del área y más de 100 colectivos artísticos de todo el país dedicados al teatro, cine, música, medios comunitarios, incluyendo también a las bibliotecas populares. Lxs agrupa la lucha colectiva para impedir la caducidad de los fondos de fomento para las industrias culturales. Buscan tener una agenda propia que ponga en primer plano las necesidades de este sector que sufre, como muchos otros, los recortes presupuestarios.

“Logramos en Diputados la media sanción, el miércoles 15 de junio. Con mucha movilización, festivales, conferencias de prensa y haciendo cabildeo”, dicen desde el frente y continúan: “Se están cumpliendo cuatro meses en este momento y el Senado se niega a tratarlo. Esto no es una cuestión retórica”.

Explican desde Unidxs que, el 22 de septiembre, se iba a tratar el tema, pero un día antes lo sacaron del temario.

“Cuando decimos que peligra la votación en el Senado sobre la ley que evita el apagón cultural, realmente nos referimos a que hay una posibilidad de que no se vote a favor de esta ley o que ni siquiera se trate. Esta situación no es una cuestión de alarmismo. Habíamos planificado instalar una carpa y un escenario para quedarnos en vigilia hasta el jueves 22 de septiembre. Pero el mismo miércoles 21 nos sacaron de la agenda. Es decir, hay un manoseo y mucha desinformación por parte de Senadores. La situación es grave desde ese punto de vista”, dice Javier Gabino, cineasta del colectivo Contraimagen y miembro de Unidxs por la Cultura.

Este martes, se convocaron en asamblea urgente y fue multitudinaria. Participaron más de 100 representantes de diferentes espacios del cine, el teatro, la música, la danza, las bibliotecas populares y los medios comunitarios. La asamblea fue federal; además de participar desde AMBA, hubo representación de Jujuy, Tucumán, Misiones, Mendoza, Chubut, Córdoba, Río Negro, Neuquén, Formosa, Santiago del Estero y Santa Fe. “La cantidad de compañeros que se conectaron de todo el país demuestra que hay fuerza para pelear y para ganar”, afirma Gabino.

En la asamblea, acordaron profundizar en las acciones para lograr que las asignaciones específicas para el sector se prorroguen por 50 años. “Se reafirmó que esta pelea se va a ganar en la calle, combinando estas acciones con actividades en redes, medios y en los mismos espectáculos”, informan desde Unidxs por la Cultura.

Esta lucha es de todo el sector cultural contra el apagón. Es por el derecho a producir, consumir y vivir del arte. Es una defensa a los puestos de trabajo y al disfrute de toda la sociedad.

La cultura es un derecho, no nos cansamos de decirlo. Debe ser garantizada por el Estado para todxs, sin distinciones y sin tope de tiempo. Quienes trabajamos en el sector así lo pensamos y, en ese sentido, actuamos. Es necesario un Estado presente que fomente, desde las políticas públicas, la construcción de la soberanía cultural como la capacidad de tomar decisiones en forma autónoma e independiente.

La cultura es memoria, cuenta nuestras historias. Construye nuestras identidades, escribe nuestras palabras, crea nuestra lengua.

La cultura es trabajo, es fuente de trabajo y no tiene fecha de caducidad.

Que Senadores trate el proyecto de Ley y apruebe la misma es urgente.

“Proponemos movilizar el miércoles que viene. Un día antes de la sesión de Senadores, para exigir que se ponga en agenda, se trate y se vote a favor el proyecto de Ley. Convocamos a una marcha el 19 de octubre, con la expectativa puesta en que realmente empiece a generarse una movilización mucho más grande desde todos los sectores de la cultura”, dice Javier Gabino y agrega que: “Necesitamos tener una agenda propia. Construir una agenda propia y no seguir detrás de la agenda del Senado. Ante tanto manoseo, tanta promesa de que se va a tratar tal día y después no se trata, decimos basta. Nuestra agenda es la gente movilizada, el debate en la calle, como nos enseñaron las compañeras que se movilizaron con la marea verde”.

Que sea ley.

Fuente: La Tinta.

COMPARTIR

Contacto

©Todos los derechos reservados. 2022 - 2023

Desarrollado por