Política

Argentina. Alejandro Vilca: una mirada laburante en la política

23 de mayo

Entre 1983 y 2015, en la Provincia de Jujuy gobernó el Partido Justicialista. Ese año, a tono con la llegada a la Rosada de Mauricio Macri, fue el radical Gerardo Morales quien ganó las elecciones con el sello del “Frente Cambia Jujuy” representación local de Juntos por el Cambio, que contaba con el respaldo de la derecha empresarial.

En este 2023 hubo muchas sorpresas en cuanto a la composición de las listas y alianzas en la provincia norteña. En la búsqueda por la continuidad de la derecha en el poder, el pasado 7 de mayo, las elecciones dejaron como resultados la continuidad del gobierno radical. Será Carlos Sadir, actual Ministro de Hacienda y Finanzas provincial, quién asumirá el 10 de diciembre como nuevo gobernador.

Sin embargo, en estos comicios también había gran expectativa por los resultados de la izquierda trotskista, que debió competir contra un imponente aparato electoral, político y mediático del oficialismo. A pesar de esto, quedó en tercer lugar a nivel provincial y segundo en la capital, San Salvador de Jujuy.

Desde el año 1983 hasta la fecha, la izquierda no había tenido comicios como estos, donde acumuló el 12,73% de los votos

Estos resultados demuestran continuidad en el crecimiento de Alejandro Vilca, quien acumula una gran representación jujeña y del trotskismo en esa provincia. El descendiente de indígenas kollas, marrón, recolector de residuos y dirigente del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) viene de un salto importante al Congreso Nacional, luego de ser electo como diputado luego de las elecciones legislativas de 2021, convirtiéndose en el primer diputado trotskista en la historia de Jujuy.

Actualmente Alejandro vive donde trabaja, en barrio Alto Comedero, donde el resultado de la militancia de a pie le concedió una gran intención de votos. Su militancia política comenzó en los años 90, en medio de los embates de las políticas neoliberales y desde su participación en el PTS, con aportes a la militancia gremial, se transformó en una figura fuerte a nivel nacional.

A raíz de este recorrido desde Enfant Terrible nos contactamos con él para charlar sobre el tema y además tocar la criminalización de la protesta y la política opositora en Jujuy, la reforma constitucional que viene impulsando Morales y el cada vez más codiciado mineral, el litio.

-¿Cómo repercutió el resultado de las elecciones en la militancia y en los ciudadanos jujeños en general?

-Hicimos una muy buena elección, sobre todo fortaleciendo la idea de que en la provincia podemos poner los recursos, las riquezas, en función de las necesidades sociales y no de los negocios. Planteo esto porque en las elecciones se debate cuál es el futuro, más en un marco de crisis, y creo que hemos asentado ideas que consolidan la votación hacia este sector. En mi caso yo soy obrero de la recolección de residuos, otros compañeros de programas metalúrgicos e industria azucarera y creo que eso también ha generado empatía y apropiación con el Partido.

-El resultado te pone a vos, un laburante, en el centro de la atención, ¿Cómo te atraviesa eso?

-Uno entiende que la clase traductora de la realidad es la clase obrera. Nosotros venimos haciendo una construcción donde destacamos una gran cantidad de dirigentes, que muestran esa diversidad de la clase trabajadora argentina, donde se mezclan se las condiciones más extremas de explotación. Desde la Patagonia el Pueblo Mapuche, o acá nosotros que somos más descendientes del Pueblo Kolla, desde ese lugar mostramos el tipo de partido queremos construir. Acá hubo mucho desprecio, nos decían de mala forma “ese basurero” o “ese zafrero” “¿qué saben de política?”.

“Se nos subestima, pero mostramos que los laburantes también estamos a la altura de grandes debates y de proponer una salida desde la política”

-¿Qué está sucediendo con la reforma constitucional de la provincia?

-Primero era para darle una re-reelección a Gerardo Morales, porque se quiere perpetuar a los feudos y eso pasaba en Jujuy. Con el repudio se retrocedió, pero quieren por lo menos reformar la Constitución de forma parcial para darle más poder a los jueces puestos a dedo por él. Muchos son ex candidatos de la UCR, ex militantes o funcionarios de su gabinete. Si sucede, es darle más poder y un carácter constitucional a la prohibición del derecho a la protesta, y esto obviamente que cuando se atacan los derechos de los trabajadores, los patrones buscan silenciarlo. Va en ese sentido, pero también en configurar una provincia en el cual los recursos naturales se entreguen a las grandes multinacionales.

-Las movilizaciones sociales han ido creciendo, pero también la persecución a los dirigentes, ¿Qué impacto tendría, de suceder esta reforma, sobre el Poder Judicial y la gente que se moviliza?

-Acá no hay justicia independiente, al contrario, está absorbida como puño de hierro para perseguir opositores y darle impunidad al poder político y económico. Temen que cuando hay crisis se canalice en las calles con la movilización y se los cuestione, entonces también quieren prohibir el derecho a la protesta y avanzar sobre su criminalización, una metodología para un gobierno que tiene bajos salarios. Hoy un trabajador municipal cobra 60.000 pesos, casi bajo la línea de indigencia, hay enfermeras que cobran 40.000, 45.000 y están bajo la línea de indigencia. Son sueldos muy bajos, y si hoy no ha salido el pueblo trabajador a protestar es porque existe control social y la mayoría de los dirigentes sindicales y sociales tiene causas abiertas a modo de persecución. Por eso también repudio de lo que vemos a nivel nacional, que acá también sucede para favorecer un régimen de ganancia.

La máscara del progreso: el costo del litio en Argentina
El “Triángulo del litio” se denomina a la zona geográfica que articula en América del Sur a Argentina, Bolivia y Chile, en la acumulación de un gran porcentaje de este material a nivel mundial. La explotación de este recurso no solo genera grandes expectativas en términos económicos ya que su exportación permite el ingreso de dólares al país, sino que tiene costos ambientales porque implica un sobre consumo de agua dulce y uso de químicos contaminantes, poniendo en riesgo los territorios donde viven comunidades originarias como sucede en el noroeste del país.

En Jujuy actualmente opera la empresa australiana ALLKEM, que junto con Toyota y la estatal JEMSA (Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado) que tiene apenas un 8,5% de participación, deja para el Estado provincial en concepto de impuestos prácticamente el 0,9% de ingreso bruto, prácticamente nada.

-El litio viene generando expectativas y tensiones, ¿qué está sucediendo en tu provincia?

-La entrega de nuestros recursos naturales no es solamente una discusión de Jujuy. El FMI exigía privatizaciones con las que podía sacar dólares, ahora no tenemos nada que privatizar, o poco, y vienen por estos recursos naturales. Es una ambición y lo vemos desde que Massa viajó con los gobernadores del NOA a ofrecer este negocio, o Alberto Fernández cuando se reunió con Biden. Hemos presentado un proyecto para el cambio de facturación porque hay un robo en el precio, esto está establecido por la aduana y AFIP, desde Argentina lo sacan a 35 mil dólares la tonelada, pero en el mercado internacional vale 50, 60, 70 mil, entonces ese tajada tan grande se la quedan ellos. Nosotros pedimos un informe, porque estamos hablando no solamente el nuestro recurso natural, sino que ya prácticamente un robo.

-¿Qué impacto tiene que a esos recursos los controlen multinacionales?

-El tema inicial es la cantidad de dinero que se saca, que son más de 500 millones de dólares, plata que se va casi líquida a las casas matrices. Con todo ese dinero calculamos que se podrían construir cerca de 14.000 viviendas al año en la provincia, y si tenes en cuenta el déficit habitacional que tiene Jujuy de unas 35.000 viviendas, vos en dos o tres años podes lograr que toda familia jujeña tenga un techo. Estamos planteando que se estatice bajo el control de las comunidades y los trabajadores por su importancia, porque estamos hablando de un saqueo terrible y que anticipa lo que puede suceder en los emprendimientos pensados de Salta y Catamarca.

La preocupación de lo que sucede a nivel social, político y económico del actual diputado nacional, es sobre todo el territorio argentino, a sabiendas de que su objetivo es construir un escenario que ofrezca a los sectores de los trabajadores ya que, en los 4 años de gestión del macrismo, pero también la actual gestión del Frente de Todos, hubo un retroceso en cuanto a los derechos laborales y un inhumano empobrecimiento.

En el marco posterior de las elecciones en su provincia y en la previa de las nacionales, Vilca asegura: “queremos fortalecer desde esta experiencia local una batalla ideológica contra los sectores de derecha y sentar las banderas de que el cambio social puede venir de la clase trabajadora”. Y sentencia: “El desafío con que tenemos en las P.A.S.O. y en octubre, es seguir fortaleciendo la izquierda como alternativa en medio de una crisis, porque cuando avanza a la derecha es que avanza aquellas ideas liberales de que la educación es privada, igual que la salud, el individualismo, que los pobres o jubilados tienen la culpa de lo que pasa en el país”.

Fuente: enfantterrible.com.ar / Foto de portada: Prensa Alejandro Vilca.

COMPARTIR

Contacto

©Todos los derechos reservados. 2022 - 2023

Desarrollado por